Rss

Todo sobre root en Andorid (III)

Tercera entrega sobre root en Android. En este caso, le toca el turno al kernel, los MODs y las ROMs, motivo principal por el cual los usuarios deciden rootear sus terminales.

ROMs personalizadas

Una ROM personalizada no es, ni más ni menos, que una versión modificada del Android que Google publica.

Como ya sabéis, Android es un software de código abierto, es decir, que cualquiera puede acceder al código completo de Android a través de lo que Google ha llamado AOSP. Las principales ROMs personalizadas están basadas en AOSP, aunque hay otras ROMs que se basan en otras ROMs también personalizadas anteriormente, añadiendo funcionalidades, principalmente.

Cyanogen
CyanogenMod

La ROM personalizada por excelencia. Es la base de muchas otras ROMs, lleva con nosotros desde los inicios de Android y, para que nos hagamos una idea, sería el Android stock una vez metidos en el mundo de las ROMs. Añade muchas funcionalidades y lleva la última versión de Android a terminales que, de no ser por las ROMs, nunca tendrían acceso a esas versiones.

AOKP
AOKP

Otra ROM personalizada también muy extendida. Añade aún más funcionalidades que Cyanogen. Sin embargo, suele ser más inestable que ésta y, según mi experiencia, acaba perdiendo fluidez y volviéndose lenta con el uso. Aún así, merece la pena probarla por la cantidad de cosas que se pueden cambiar.

MIUI
MIUI

Junto con las otras dos ROMs anteriormente citadas, ésta es una de las más utilizadas en todo el mundo. No está basada en AOSP, supone una revolución total en cuanto a experiencia de usuario y garantiza robustez y estabilidad. La compañía que la desarrolla, Xiaomi, ha creado una línea de smartphones de gran calidad y prestaciones punteras.

Kernel

Para entendernos y para los que no sepan lo que es, es lo que controla la comunicación entre el hardware y el software. Con un kernel personalizado y modificado, se puede cambiar casi cualquier comportamiento del teléfono, desde la intensidad de la vibración o el color de la pantalla hasta la manera de gestionar la memoria.
Un nuevo kernel se instalaría, como no, flasheando un archivo zip o una imagen que previamente habríamos descargado. Suele ser habitual borrar caché y dalvik caché antes de instalarlo, en caso de que lo instalemos desde el recovery utilizando un zip.

Para controlar todas las funcionalidades del kernel, tenemos muchas opciones. Habitualmente, cuando tenemos una ROM personalizada instalada, suele venir un apartado de “Rendimiento” dentro de los ajutes del teléfono desde el cual podremos hacer algunos retoques, pero suelen ser retoques básicos y no podremos sacarle todo el potencial al nuevo kernel. Sin embargo, en Google Play, hay multitud de aplicaciones de muy buena calidad que permiten exprimir al máximo la capacidad de nuestro nuevo kernel personalizado, como por ejemplo, Trickster Mod.
Muchos desarrolladores de kernels desarrollan también su propia aplicación para controlar el kernel, como pueda ser el kernel llamado Faux123, que la mejor manera de controlarlo es usar la aplicación oficial del kernel, que se puede descargar aquí.

Para instalar un kernel personalizado, se debe tener el bootloader desbloqueado. Cambiar la manera en la que se comunican hardware y software mediante un nuevo kernel no es ninguna tontería, ya que nos permite acceder a ajustes que antes ni pensábamos que podíamos hacer, así como la posibilidad de ahorrar una cantidad considerable de batería, ya sea bajando las frecuencias máximas y mínimas de los diferentes núcleos del kernel o bajando los voltajes necesarios para que se active cada frecuencia del kernel, que probablemente sea la manera en la que más batería se ahorra, aunque hay que ir con mucho cuidado a la hora de tocar voltajes o podremos dejar inutilizable nuestro terminal.

MODs

Los MODs son pequeñas modificaciones aplicables a la ROM actual en la que nos encontramos. Van desde la mejora de la calidad del sonido hasta la añadidura de pequeñas características que hacen más cómoda la utilización de la ROM. Por poneros un ejemplo, la ROM stock de Android oficial, la que desarrolla directamente Google y que no tiene ningún tipo de modificación, no dispone de la posibilidad de poner el porcentaje de la batería al lado del icono. Pues, instalando un mod, en este caso, flasheando un zip desde el recovery, podemos obtener el siguiente resultado, que no podríamos obtenerlo de otra manera, salvo que cambiásemos a otra ROM.

MOD porcentaje batería

Espero que todas estas cosas que os he contando os hayan servido para mejorar vuestra experiencia en Android y que os haya hecho investigar sobre todo el potencial que tiene este sistema operativo móvil y sobre todo lo que podéis hacer con vuestro terminal.

¡Comparte este post!

Siguiente post

Deja un comentario