Rss

Televisión de pago en Android – Yomvi

A día de hoy, tanto los operadores de telefonía fija como los operadores de televisión por cable y satélite mantienen una constante pelea por ofrecer el mayor número de canales de televisión y la programación más variada para conseguir captar usuarios. La operadora de telefonía Movistar con Movistar TV y la operadora de televisión por satélite Canal+ son las dos compañías con mayor número de abonados a su servicio de televisión. Ambas compañías usan métodos distintos para ofrecer su televisión: la primera lo hace vía Internet, por lo que hay que tener obligatoriamente una conexión ADSL de 10 Mb mínimo de bajada; la segunda, un descodificador y la recepción de su señal mediante una antena satélite.

Para continuar la lucha, y sabiendo que los usuarios pasan tiempo fuera de casa y con las constantes evoluciones en el sector móvil, ambas compañías han modernizado su servicio y ofrecen de forma gratuita (por el momento y para sus abonados) la visión de gran parte de sus canales en teléfonos móviles, tablets, consolas, ordenadores y televisores Smart TV. Hoy vamos a repasar la aplicación del operador de satélite Canal+ para nuestro sistema principal, Android, veremos que nos ofrece y analizaremos su contenido.

Yomvi de Canal+

Yomvi es el nombre que Canal+ ha otorgado al servicio para ver sus canales vía Internet. El día 6 de agosto la aplicación para Android fue lanzada al público.

Screenshot_2013-09-10-16-50-23  Screenshot_2013-09-10-16-26-07

Los requisitos para poder tener la aplicación es tener nuestro sistema Android con la versión 4.0 o posterior, además de tener que estar abonados al servicio Canal+y tener una cuenta registrada en www.plus.es.

Por el momento, en la aplicación se puede ver Canal+ 1, Canal+ Liga, Canal+ Liga Multi, Canal+ Liga de Campeones, Canal+ Deportes y Canal+ Golf, al igual que una guía con la programación de cada canal. Como podéis ver, únicamente tenemos seis canales a nuestra disposición, un número bastante reducido, por lo que limita bastante al usuario el poder disfrutar de este servicio. Hablamos de número limitado ya que en versiones para otros sistemas operativos, como puede ser iOS o en PC y MAC, el número de canales asciende a 26.

Los servicios de video bajo demanda (VOD) no están aún disponibles en esta versión, es decir, las películas, series, documentales, etc, por lo que olvidaos si queréis esta aplicación para este fin por el momento.

Screenshot_2013-09-10-16-27-12  Screenshot_2013-09-10-16-51-34

Otro de los puntos a mejorar debería ser la interfaz, porque para dispositivos Android es muchísimo más pobre que para el resto . También criticamos que cuando inicias el visionado de un canal, la aplicación se cambia a modo apaisado automáticamente pero no oculta la barra de notificaciones, provocando que la imagen sea más pequeña y que no se pueda disfrutar del todo. “Consejo para los usuarios de ROMs personalizadas: para ocultar la barra de notificaciones y aprovechar ese espacio, activad el modo “Escritorio Extendido” y así desaparecerá.”

Screenshot_2013-09-10-16-39-08  Screenshot_2013-09-10-16-39-29

La calidad de la imagen es bastante aceptable para verlo desde un móvil, pero eso sí, no os esperéis por el momento los canales en alta definición. No todos los canales están disponibles las 24h como en la televisión, por lo que algunas veces os puede aparecer un error de este tipo:

Screenshot_2013-09-10-16-09-10

También advertimos que tengáis cuidado si intentáis visualizar Yomvi en dos dispositivos Android de forma simultánea, ya que en el segundo que iniciéis sesión, Canal+ lo bloqueará durante máximo dos horas como método de seguridad, ya que sólo se admite el visionado desde un dispositivo a la vez.

IMG-20130910-WA0009

Aun así, y encontrando bastantes fallos, tenemos que agradecer que la plataforma digital se modernice y nos permita disfrutar de sus contenidos en cualquier lugar. También sabemos que es la primera versión que ha visto la luz, así que vamos a dar un voto de confianza para que esta aplicación se desarrolle en serio y nos permita explorar todas las opciones que a clientes con otros sistemas ya permite. La aplicación es gratuita y la podéis encontrar en Play Store.

En una próxima entrada analizaremos Movistar TV.

 

Yomvi de Canal+ : Deportes – 7,9 Mb – Gratuita
CanalPlusYomvi

Todo sobre root en Android (I)

Hace un tiempo, cuando empecé a escribir en el blog, prometí que algún día os contaría lo que era ser root en Android y sus ventajas e inconvenientes. Bien, pues ese día ha llegado. Para hacer la lectura más asequible y cómoda, dividiré la entrada en varias partes, porque, de hacerlo todo en una, iba a quedar demasiado densa y pesada.

¿Qué es ser root?

También conocido como permisos de superusuario, ser root significa tener el control total sobre Android y poder hacer lo que queramos con nuestro terminal. Convertirse en superusuario es un proceso delicado, que cuanto más alta sea la versión de Android, menos peligroso es, pero debéis saber que rootear el teléfono conlleva ciertos riesgos y puede que algo salga mal. Los riesgos son bastante bajos, pero dependiendo del modelo del terminal y del fabricante, puede que haya más riesgo o menos. Aún así, no debéis preocuparos, porque si seguís los pasos al pie de la letra, nada tiene por qué salir mal. Yo he sido root en los dos terminales Android que he tenido y no he tenido problema alguno durante el proceso de convertirme en superusuario.

Ventajas

Básicamente, al obtener permisos root, podremos acceder a la raíz del terminal y ejecutar comandos que no podríamos ejecutar en caso de no serlo. Esto nos permite modificar al máximo nuestro Android, desde la barra de notificación hasta cambiar el sistema instalado por defecto, lo que es conocido como ROM. A ésto, se suma la posibilidad de ejecutar ciertas aplicaciones muy útiles que necesitan permisos de superusuario, la posibilidad de eliminar molestas aplicaciones que vienen preinstaladas con nuestro móvil y que antes no podíamos quitar, hacer copias de seguridad completas del teléfono o el poder añadir funcionalidades a nuestro Android que el fabricante del móvil decidió no introducir, como, por ejemplo, la opción de reiniciar o añadir accesos directos al desplegar la barra de notificaciones.

Inconvenientes

Salvo que el terminal sea de Google, lo más normal es perder la garantía del producto una vez rooteado. Sin embargo, el proceso de root es reversible, por lo que siempre podremos volver al estado inicial del teléfono en caso de que necesitemos hacer uso de esa garantía y no debería haber ningún problema.

Como podéis observar, las ventajas ganan la batalla claramente a los inconvenientes, pero por si hay todavía alguien que no se atreve a dar este paso, os daré algunos ejemplos de pequeños detalles que marcan la diferencia entre ser root y no serlo. Además, esas ventajas mencionadas anteriormente son sólo unas pocas de la infinidad de posibilidades que el ser root nos ofrece.

Como os he dicho, existe la posibilidad de cambiar los iconos de la barra de notificaciones. Así sería mi barra de notificaciones si no fuese root:

Batería sin porcentaje recorte

Sin embargo, al ser root, tengo la posibilidad de poner el porcentaje de batería que me queda al lado del icono, algo mucho más cómodo que instalar una aplicación más para que aparezca en el lado izquierdo, que además genera una notificación permanente en la barra que no podemos eliminar.

Batería con porcentaje recorte

Podréis pensar que es un detalle tonto, pero mejora mucho la experiencia de usuario. Evidentemente, por sólo ésto igual no merece la pena hacerse root, pero hay mucho más que se puede modificar. Hay tanto, que se puede modificar todo.
Otro ejemplo que antes he mencionado: la posibilidad de añadir accesos directos al desplegar la barra de notificaciones. Si la versión de Android que tenemos es inferior a 4.2, podemos introducir una barra de energía con los accesos directos principales:

Barra de energía

En caso de que tengáis Android 4.2, además de la posibilidad de añadir esta barra, podréis modificar el panel de ajustes rápidos que viene por defecto con el sistema. Así, este panel, modificado a mi gusto, quedaría así:

Accesos directos con root

Sin embargo, de no ser root, no tendría la posibilidad de modificar estos accesos directos y sólo dispondría de los que Google introduce por defecto.

Accesos directos sin root

¿Cómo conseguimos acceso root?

Vamos a lo importante, el cómo. Cómo hacer para tener acceso a toda esta serie de modificaciones y para exprimir al máximo el potencial de Android. Hay una página, llamada Ready2Root, en la que buscamos nuestro terminal y nos da todos los métodos diferentes de los que disponemos para hacer root a ese determinado terminal. Aparte de esta página, os recomiendo visitar el foro de XDA, la comunidad más grande de Android a nivel mundial, y HTCManía, la comunidad más grande en español. Si buscáis algo para vuestro terminal y no está en ninguno de esos dos sitios, probablemente no exista.

Para terminar, deciros dos cosas: la primera, que todas las modificaciones que os he contado son mucho más cómodas y fáciles de realizar cambiando de ROM, que os contaré cómo en la siguiente entrada, que será en poco tiempo; la segunda, que leáis con mucha atención todos los pasos necesarios para ser root en vuestro terminal para evitar fallos, porque aunque en caso de que el proceso de rooteo falle el terminal no se estropeará, conviene hacer este tipo de cosas delicadas con precaución.

Notificaciones en Android

Una de las cosas que más me gusta de Android es la barra de notificaciones, ese lugar donde aparece todo lo que llega a tu móvil, da igual de qué aplicación proceda, pues  aparecerá ahí. Además, cuenta con la ventaja de que algunos fabricantes de móviles (como puede ser Samsung) incluyen accesos directos al desplegar la barra para apagar y encender el wifi, apagar y encender los datos móviles, GPS, brillo, etc., cosa que Android no trae de serie salvo que estemos usando la versión 4.2.

Notificaciones Accesos directos Nexus 4

En definitiva, esta barra es algo así como un centro de notificaciones donde podemos comprobar si tenemos algo pendiente o algo sin leer.

Tipos de notificaciones

Notificaciones “push”

Estas son las notificaciones a las que estamos más acostumbrados. Son ésas que llegan a tiempo real, como sucede con el correo de Gmail, WhatsApp o con la aplicación oficial de Twitter.

El aviso llega al servidor de la aplicación, que lo “empuja” a nuestro terminal, de ahí su nombre, pues significa “empujar” en inglés. Me resultan las notificaciones más cómodas porque así estás informado al instante de cualquier cosa.

Notificaciones “pull”

Este tipo de notificaciones suelen ser muy habituales si configuramos un correo a través del gestor de correo de Android del tipo POP3 o si utilizamos una aplicación para visualizar Twitter que no sea la oficial, como puede ser Falcon Pro o Carbon.

Los avisos llegarían al servidor de la aplicación correspondiente y se quedarían ahí, esperando a que el terminal se conecte y compruebe si hay alguna notificación desde la última conexión. Por así decirlo, el terminal “tira” de las notificaciones y por eso se llaman así, porque “pull” significa “tirar” en inglés.
Se puede cambiar el tiempo de comprobación desde los ajustes de la propia aplicación. Así, podemos establecer que compruebe si hay notificaciones cada minuto, cosa que gasta muchísima batería, o cada hora, o incluso una vez al día. Aquí ya entran en juego las preferencias de cada uno respecto a ese servicio.

Comprobación manual

Si no queremos que un determinado servicio se actualice cada cierto tiempo en segundo plano, siempre nos quedará la opción de cambiar la comprobación a manual. Así, si alguna aplicación la usamos poco o simplemente no queremos que se actualice sin que nosotros nos enteremos, tendremos que entrar y hacerlo manualmente.

Mi consejo es que si un servicio permite elegir entre notificaciones push y pull, como por ejemplo pasa cuando configuramos un correo de Hotmail o de Outlook en el gestor de Android, elijamos siempre notificaciones push o automáticas, porque gastan menos batería y además nos llegan al momento.
Si no se permiten notificaciones push, lo más recomendable es establecer un tiempo de actualización acorde al uso que hacemos de ese servicio. Por ejemplo, mi correo de la universidad lo tengo puesto para que se actualice cada dos horas, porque no necesito enterarme de todo al instante.
Por último, la configuración manual sólo la recomiendo para aquellas aplicaciones que usemos muy de vez en cuando o que no sepamos cuando las podremos volver a usar desde la última vez, como nos puede pasar con los gestores de noticias o con las aplicaciones de feed.